Volver a escuchar el tradicional canto de los péckvillercher

Volver a escuchar el tradicional canto de los péckvillercher

La rue du Marché-aux-Poissons , en el centro de la Ciudad de Luxemburgo, y la pequeña localidad de Nospelt, con una larga tradición alfarera y rodeada de importantes yacimientos arqueológicos de la época romana al oeste del país, son desde el siglo XIX escenario del Eimaischen cada lunes de Pascua. Se trata de un mercado folclórico en el que los alfareros del Gran Ducado venden su artesanía. Extremadamente popular entre los luxemburgueses y los turistas, la pieza estrella de este mercado son los péckvillercher.

Estos péckervillercher son pequeños pájaros de arcilla que reproducen el sonido del cuco al soplarlos. Aunque se desconoce el origen exacto de estos silbatos, se han encontrado numerosas piezas en distintos yacimientos romanos, pudiendo contemplarse piezas en varios museos, como es el caso del Museo Romano de Mérida. Niños, coleccionistas y curiosos acuden a ambos lugares a comprar sus péckvillercher y a disfrutar de la gastronomía y la música tradicionales que habitualmente acompañaban a esta celebración.

Las actuales medidas sanitarias para controlar la evolución de la pandemia van a impedir, como ya sucedió en 2020, la celebración de estos mercados callejeros pero, tanto desde el Ayuntamiento de la capital como desde la asociaciones de artesanos, se trabaja para encontrar soluciones que permitan mantener la tradición, respetando la normativa vigente y sin poner el riesgo la salud de los ciudadanos.

Para ello desde las concejalías de Comercio y Turismo de la capital del Gran Ducado se ha hecho un llamamiento a los propietarios de tiendas y locales comerciales en el centro de la ciudad para que, si disponen de espacio en desuso que pueda ser cedido a los artesanos durante algunos días, lo comuniquen y se pueda organizar una venta que permita mantener la tradición, respetando las medidas de seguridad, y apoyar a un gremio especialmente afectado por las restricciones de movilidad y distanciamiento social.