Cultura y emotividad durante la recepción de la embajadora para celebrar la Fiesta Nacional de Luxemburgo

La embajadora Michèle Pranchère-Tomassini
La embajadora Michèle Pranchère-Tomassini durante su discurso

“Hoy es un día para expresar mi gratitud a España, a vosotros, que me habéis acogido con los brazos abiertos y al Gran Duque Jean, que tristemente nos dejó a finales de abril tras una vida entera al servicio de su país”. Con estas emotivas palabras se dirigía a sus invitados el pasado 20 de junio la embajadora del Gran Ducado de Luxemburgo, Michèle Pranchère-Tomassini durante la recepción celebrada en su residencia con motivo de la Fiesta Nacional de Luxemburgo.

Entre los acontecimientos diplomáticos más destacados a lo largo del último año en las relaciones España-Luxemburgo, la embajadora recordó en su discurso la visita del Primer Ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, recibido en audiencia por el rey Felipe VI tras la visita a su homólogo, el presidente Pedro Sánchez, “muestra de unas relaciones bilaterales intensas, parte de la propia dinámica del proyecto europeo común porque, a pesar del Brexit, construir Europa nos importa”.

Michèle Pranchère-Tomassini aludió también a las condecoraciones que Bettel impuso en la Fundación Carlos de Amberes a la cónsul de Luxemburgo en Sevilla, Jacqueline Brasseur, al Sr. José María Ballester y al Marqués de Villalobar. Además, la embajadora tuvo palabras para la casa Ferrero, artífice de los dulces ofrecidos en la recepción, “un grupo familiar presente en todo el mundo que sabe apreciar y reivindicar su dimensión luxemburguesa”.

En el apartado más cultural, la velada contó con un invitado de excepción, Jean Portane, definido por la embajadora como “el poeta luxemburgués más iberoamericano”. Portante, que leyó fragmentos de su última obra traducida al castellano, ‘La reinvención de la sombra’, fue condecorado durante la ceremonia. “Este no es un premio literario”, dijo Michèle Pranchère-Tomassini, (….) Hoy vamos a darte las gracias por tu persona, por tu compromiso con la literatura contemporánea a través de tu obra, pero también por tu lucha para dar voz a los poetas en un mundo frágil que cambia, lo que es positivo, pero que conlleva el riego de hundirse”.

El poeta Jean Portante leyó poemas de su último libro traducido al español.
El poeta Jean Portante leyó poemas de su último libro traducido al español