“Dame pronto mis botas de siete leguas”. Un agradecimiento necesario para partir con el corazón ligero en tiempos de distanciamiento social

Dame pronto mis botas de siete leguas

En 2017, Michèle Pranchère-Tomassini, asumió su papel al frente de la Misión Diplomática en España y Andorra del Gran Ducado de Luxemburgo.

Coincidiendo con el inicio del verano y con la celebración de la Fiesta Nacional de Luxemburgo, Michèle Pranchère-Tomassini, afronta el final de cuatro años en un destino cuya huella ha querido compartir en lo que ella misma describe como un diario no llevado. “Dame pronto mis botas de siete leguas” es un opúsculo bilingüe traducido del francés al castellano por Ana Diego, con fotografías en blanco y negro de la fotógrafa Maria Bourbou y un diseño de Camille Pranchère.

Recoge trece escenas reflejo de experiencias o memorias, un recorrido geográfico y simbólico por España y Andorra; y se completan con un decimocuarto capítulo de cosas esenciales: imperdibles con aroma madrileño.

Se trata de una despedida y una muestra de amistad para quienes le han acompañado en un destino del que parte respetando distanciamientos. “Esto es el colmo en un país donde se besa y se tutea comúnmente”. Un proyecto cumplido de otros incumplidos – “porque realizarlos todos no es necesario”- y que le permite calzarse las botas de siete leguas y “viajar con el corazón ligero”.

Sin duda, los caminos abiertos por Michèle Pranchère-Tomassini han contribuido a estrechar y afianzar los lazos entre ambos Luxemburgo y España.
¡Buen viaje, Embajadora!