CERATIZIT, nuevo ‘Premio FEDIL a la Innovación’

CERATIZIT, nuevo ‘Premio FEDIL a la Innovación’
El director de Investigación, Ralph Useldinger y el gerente de Proyectos, Christian Lamberti en la entrega del reconocimiento.

Desde del Foro Económico Hispano Luxemburgués felicitamos a CERATIZIT- cuya filial española forma parte de este Foro- por su reconocimiento en los Premios FEDIL a la Innovación. La compañía ha sido premiada en la categoría ‘Procesos’, por el proyecto ‘Fabricación aditiva de metales duros de carburo de tungsteno’. Estos galardones son pioneros en valorar el esfuerzo de las empresas luxemburguesas en innovación e investigación. La primera edición tuvo lugar en 1982, y desde entonces se han celebrado de forma ininterrumpida cada dos años, alternándose con el Premio Medio Ambiente.

En una celebración virtual que contó con la presencia del ministro de Economía, Franz Fayot, Michèle Dataille, presidenta de FEDIL, señalaba que, “a pesar de tratarse de un año donde hemos vivido circunstancias sin precedentes, la innovación sigue siendo una prioridad. Innovación e investigación serán cruciales para hacer frente a los dos grandes desafíos de los próximos años: la transición energética y la transformación digital”, añadía.

La emblemática CERATIZIT lleva más de 95 años investigando y desarrollando soluciones alrededor de los materiales duros. Con sede central en Mamer, Luxemburgo, la compañía tiene más de 8.000 empleados y cuenta con más de 30 plantas de producción y una red de ventas que supera las 50 sucursales. Fruto de sus inversiones en I+D+i, la empresa es propietaria de más de 1.000 patentes destinadas a la ingeniería mecánica y la fabricación de herramientas para la automoción, la industria aeroespacial o el sector petrolífero.

La compañía se ha posicionado como una referencia de la fabricación aditiva de componentes de carburo cementado. Como explican fuentes de la compañía, mientras que la fabricación aditiva de componentes de plástico, acero y otros materiales ha crecido en importancia a lo largo de los últimos años, en el caso del carburo cementado “hasta ahora no había un proceso confiable que lograra los mismos estándares de calidad que los procesos de fabricación establecidos y optimizados durante décadas”.

El Dr. Ralph Useldinger, responsable de I+D+i de CERATIZIT, apunta que la fabricación aditiva de productos de carburo proporciona mayor flexibilidad en términos de implementación, ajustándose a los requisitos del cliente. “Abre además nuevas posibilidades de diseño, válidas para ofrecer soluciones personalizadas y optimizadas en un tiempo mínimo”, apunta Useldinger sobre una de las principales ventajas del nuevo desarrollo. “Ahorramos tiempo y costes durante la puesta en marcha de productos en lotes pequeños o de alta complejidad, como la fabricación de prototipos”.

Este proceso permite ampliar el abanico de formas que es posible fabricar. La causa es la posibilidad de producir directamente y de forma libre los contornos. Un paso adelante que rompe los límites tradicionales, donde la fabricación de determinadas geografías resultaba imposible. Desde CERATIZIT ponen como ejemplo estructuras con cortes o áreas inaccesibles para herramientas, como cavidades y canales dentro del cuerpo terminado, a los que no se puede llegar desde el exterior.