Los Grandes Duques de Luxemburgo celebran 40 años de matrimonio

Duques de Luxemburgo celebran 40
© Maison du Grand-Duc / Sophie Margue

El pasado 14 de febrero, Sus Altezas Reales el Gran Duque y la Gran Duquesa de Luxemburgo, celebraron el 40 aniversario de su unión matrimonial, que tuvo lugar en la catedral de Notre-Dame de Luxemburgo en el año 1981. Desde el Foro Económico Hispano-Luxemburgués queremos hacerles llegar nuestra más sincera felicitación.

Coincidiendo con esta fecha tan señalada, el matrimonio ha compartido, a través de la página web de la Casa Gran Ducal, una sesión de fotográfica que han acompañado del siguiente texto.

“Cada 14 de febrero, el Gran Duque y la Gran Duquesa celebran el aniversario de su unión de amor. Desde su matrimonio en 1981, Sus Altezas Reales han compartido el viaje de su vida, en familia y contigo, moldeados por momentos de felicidad, complicidad y generosidad. En este domingo de San Valentín, la pareja Gran Ducal muestra su agradecimiento por estos maravillosos y memorables años con estas fotografías oficiales”.

En una entrevista reciente para la revista luxemburguesa Télécran, Sus Altezas Reales recordaban así el día de su matrimonio. El Gran Duque destaca como imagen más especial “el momento en que mi futura esposa, con su maravilloso vestido de novia, en brazos de su padre, vino hacia mí por la nave central de la catedral. A mis ojos, era la realización de un sueño, la culminación de nuestro encuentro romántico cinco años antes”.

Por su parte, la Gran Duquesa, se queda “sobre todo con el cielo azul profundo y esa intensa sensación de felicidad que me acompañó todo el día. La alegría me embargó. Por un lado, me casaba con el amor de mi vida, pero por otro, recuerdo un momento muy especial en el balcón, en el que quise agradecer con un besamanos a la gente que se había reunido frente al palacio su cálida acogida. En ese momento, ocurrió algo especial entre estas personas y yo, se formó una conexión extraordinaria. Al menos, así lo sentí yo”

“Ese día, como he dicho, me casé con el amor de mi vida, y al mismo tiempo encontré un país que se convertiría en mi hogar. Después de tener que abandonar mi país y vivir en el exilio cuando era niña, deseaba con fuerza formar parte del país que me había acogido con los brazos abiertos. Me gustaría decir que ese día me casé con mi marido y con mi país, lo que supuso el comienzo de una gran historia de amor, con sus altibajos, sus malentendidos, sus alegrías y sus penas”, añade.

En esta misma publicación, ambos hablan también de sus compromisos presentes con la sociedad luxemburguesa. Conviene destacar que durante la pandemia el Gran Duque está en contacto asiduo con la población a través de los actores sanitarios, económicos o culturales que hacen frente al coronavirus. Por otro lado, no podemos olvidar el compromiso activo de la Gran Duquesa, empezando por su lucha por la igualdad de género. A este respecto, se declara comprometida con la causa y “una firme activista de los derechos de la mujer”.

Respecto a la política de comunicación de la Casa Gran Ducal resulta especialmente reseñable la puesta en marcha de una nueva página web propia muy completa e intuitiva –www.monarchie.lu– en la que se informa puntualmente de la actividad del Jefe de Estado, la de su esposa y la del resto de los miembros de la familia.