ESPAÑOLES EN LUXEMBURGO
Ricardo Topham, Senior Market & Business Analyst en SES:
“En Luxemburgo he encontrado la combinación perfecta de calidad de vida, estabilidad y tranquilidad”

Ricardo Topham

Ricardo Topham es todo un trotamundos. Ha vivido en 11 ciudades diferentes en España, Inglaterra, Países Bajos, Canadá, Francia, Estados Unidos y, desde 2015, Luxemburgo. Bagaje suficiente para asegurar con conocimiento de causa que es en esta última etapa donde ha encontrado la combinación perfecta de calidad de vida, estabilidad y tranquilidad.

Vecino de uno de los barrios periféricos –“si es que alguno puede considerarse así en la capital”-, Ricardo Topham trabaja en SES, el mayor operador de satélites del mundo, una de las empresas emblemáticas del país por su carácter vanguardista y global. Y de que SES llegue aún más lejos se encarga el ingeniero español. “Mis tareas se centran sobre todo en elaborar estudios que explican cómo funciona el mercado de la televisión en Europa y en África, un aspecto muy importante para la compañía. A día de hoy estamos trabajando en expandir estas publicaciones también a Asia, un desempeño que me mantendrá ocupado en los próximos meses”, afirma Topham.

Tras haber disfrutado de las bondades de París o Monreal, Tomhan pensaba que en Luxemburgo se encontraría con un mundo “totalmente diferente; muy tranquilo y hasta cierto punto aburrido”. Hoy defiende a capa y espada la calma que reina en la vida cotidiana. “No sufrimos el estrés de las grandes ciudades y el aburrimiento… tampoco es para tanto. Si te lo propones, siempre hay algo que hacer en la ciudad o en sus alrededores”.

Topham añade como ventaja la proximidad de Bélgica, Alemania y Francia. “En la capital, de sus 110.000 habitantes, un 70 % somos extranjeros (es un país muy acogedor para los que venimos de fuera), y tiene los servicios de una ciudad mucho más grande, ya que el poder adquisitivo es alto, lo que justifica la existencia de una gran variedad de restaurantes, museos, teatros, cines, etc. La gente está dispuesta a pagar por todos estos servicios”.

El responsable de SES también alaba la buena organización de la administración pública, “hasta el punto de que revisaron mi declaración de la renta ¡e incorporaron dos deducciones a las que tenía derecho y que yo había pasado por alto!”

El ingeniero lleva en su maleta algunas sanas costumbres españolas, como la siesta –“al menos los fines de semana”- o las papas ‘arrugás’ con mojo picón, el jamón y otros ibéricos. “Los que vienen a casa a comer o a cenar lo agradecen”, dice Topham, que ha tenido en su círculo una influencia extra: “Ahora, si están conmigo, cenan más tarde por mi culpa”.

Después de un lustro en Luxemburgo, Ricardo Topham tiene definida su lista de lugares imprescindibles. “Cuando vienen a visitarme es ineludible ir al Castillo de Vianden, al noreste del país, una fortaleza construida en lo alto de una colina en un paraje muy pintoresco. Tampoco falta un paseo por Clausen y el Grund, barrios situados en un valle en la ciudad de Luxemburgo y que tienen mucho encanto. En cuanto a la gastronomía, ‘Mamacita’ (restaurante mexicano), ‘Ukulele’ y ‘Op der Breck’ (restaurantes tailandeses), y ‘Pizza bei der Auer’ son mis recomendaciones”.