Franz Fayot, ministro de Economía de Luxemburgo: “Luxemburgo será un laboratorio vivo para las empresas de economía circular”

Franz Fayot, ministro de Economía de Luxemburgo
Franz Fayot, Minister of the Economy, photographed for Crossroads Mag 1.

Luxemburgo mira hacia un futuro verde y digital. El ministro de Economía de Luxemburgo, Franz Fayot, ha explicado a la revista Crossroads cómo los próximos pasos, tanto del país como de toda la Unión Europea, van en esa dirección. 

Según el ministro, desarrollo económico y sostenibilidad deben ir de la mano. “La economía lineal, tal y como la conocemos, se enfrenta a múltiples desafíos vinculados a la escasez de determinadas materias primas y a la contaminación. La economía circular, donde la sostenibilidad y el desarrollo económico son complementarios en lugar de contradictorios, ofrece soluciones a estos problemas”, explica Fayot. 

“Tecnologías limpias y economía circular son herramientas esenciales para construir un país más sostenible y resiliente”, apunta el titular luxemburgués de Economía, que alude a cómo estos asuntos se integran en el acuerdo gubernamental 2018-2023, que fija la economía circular como un eje transversal a toda la política de innovación del país. Así, 2020 se cerrará con el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Economía Circular, que involucra a todas las partes interesadas.

Un largo camino recorrido…

Los planes del Gobierno llegan avalados por una batería de acciones. Uno de estos proyectos es Circularity Dataset Initiative que, desde el exhaustivo análisis de los datos como activo imprescindible para el país, pretende desarrollar un estándar industrial europeo que ofrezca un marco regulado en el suministro de datos a lo largo de la cadena de valor de la economía circular.

Otra medida importante es el impulso a la sostenibilidad en la gestión de la crisis del COVID-19. “En julio se aprobó un proyecto de ley que incluye ayudas importantes para las empresas que hayan sufrido el impacto del coronavirus. Mediante subvenciones de hasta el 50 por ciento del total de la inversión, el apoyo financiero anima a las empresas a acometer proyectos de desarrollo económico, digitalización y protección medioambiental. Un nivel adicional de subvención está dirigido a proyectos que incorporen aspectos propios de la economía circular”, detalla Fayot.

Asimismo, está en marcha la creación de un espacio de desmontaje de elementos de construcción que podrán reutilizarse en nuevos edificios; y se va a activar una incubadora especializada en tecnologías limpias en la localidad de Bissen, al norte de la capital. En todas estas iniciativas, el titular de la cartera de Economía, destaca “la importante labor de Luxinnovation (la agencia nacional de innovación), y del Instituto de Ciencia y Tecnología de Luxemburgo (LIST). 

En paralelo al trabajo investigador, “para que la economía circular gane músculo como negocio viable, el Gobierno luxemburgués trabaja desde múltiples frentes para definir servicios financieros y comerciales de primer orden que ayuden a estas empresas a prosperar en el futuro”, apunta el ministro. Fayot destaca como valores  la experiencia de Luxemburgo en TI y finanzas, así como las “estrechas interacciones” entre actores sociales, institucionales y económicos.  

… y un futuro prometedor.

  “Gracias a su tradición empresarial, el país está bien posicionado para llevar a cabo proyectos piloto exitosos combinando herramientas regulatorias, financieras y de comunicación”, apunta el ministro. “La Estrategia Nacional de Economía Circular convertirá a Luxemburgo en un laboratorio vivo; en una referencia europea”.

La apuesta luxemburguesa por la economía circular está enmarcada en el ‘Pacto Verde Europeo’, el plan de la UE para alcanzar la neutralidad climática en 2050.  El ministro percibe que la crisis derivada de la expansión del SARS-CoV-2 será un catalizador que acelere algunas tendencias. “El crecimiento sostenible y la digitalización deben ser el centro de la estrategia de relanzamiento de Europa y la cooperación internacional, el eje para promover las nuevas tecnologías y crear mercados atractivos”, concluye Franz Fayot.

Descargar revista CrossRoads