El Gobierno luxemburgués hace balance de la campaña Large Scale Testing para contener el avance de la pandemia

Luxembourg For Finance

El pasado 14 de septiembre, los ministros de Educación e Investigación y de Sanidad, Claude Meisch y Paulette Lenert; y el grupo de trabajo Research Luxembourg (RL) COVID-19 hicieron balance del proyecto gubernamental Large Scale Testing y anunciaron la activación  de  segunda fase de esta estrategia de pruebas masivas  y seguimiento de contactos para la detección del virus.

Según los datos facilitados por los máximos responsables, durante la primera fase -iniciada el 27 de mayo- se tramitaron 1.520.445 invitaciones para la realización de test, llegando a ejecutarse un total de 560.082 pruebas, 307.751de ellas a residentes de Luxemburgo, lo que supone casi el 50 por ciento de los ciudadanos luxemburgueses. El resto de las pruebas, se realizaron a trabajadores transfronterizos.

La articulación de esta campaña sin precedentes se basó en dieciséis  estaciones de prueba ‘drive-through’ y 1 ‘walk-through’, con una capacidad de hasta 20.000 pruebas diarias. La población se dividió en tres categorías principales: una primera compuesta por personas expuestas a un alto riesgo infeccioso por su actividad profesional; una segunda formada por quienes habían retomado su actividad profesional o estaban a punto de hacerlo; y una tercera con muestras representativas de la población general.

La segunda fase de Large Scale Testing estará coordinada por el Ministerio de Salud y se desarrollará entre el 16 de septiembre de 2020 y marzo de 2021. Sobre la base de la experiencia adquirida durante la primera fase, que mostró una tasa de prevalencia relativamente baja, esta segunda fase de la estrategia limitará el enfoque de las pruebas y se dirigirá específicamente a la población más expuesta al virus, al tiempo que mismo tiempo permitirá ajustarse a la evolución de los contagios.

Según afirmó  Claude Meisch, titular de Educación e investigación, “la fuerza de la respuesta dada por Luxemburgo a la pandemia radica en la estrecha conexión entre las iniciativas de salud pública y los esfuerzos de investigación de las instituciones de investigación de Luxemburgo”. “Esta sinergia es fundamental para la provisión de soluciones tangibles a los problemas sociales”, concluyó.

Por su parte, Paulette Lenert, ministra de Sanidad, aseguró que “el proyecto de pruebas a gran escala ha confirmado el alto nivel de resiliencia, adaptabilidad y reactividad del país ante una crisis internacional sin precedentes”.