Landewyck Group. El valor de una multinacional de marcado carácter familiar y europeo

Begoña de Horna, directora regional para España y Portugal: “Nuestra región genera el 19,2% del volumen de negocio de la compañía”

Begoña de Horna, directora regional de Landewyck para España y Portugal.

Fundada en 1847 por Jean-Pierre Heintz, esposo de Josephine van Landewyck, Heintz, Landewyck Group se especializó en la producción y venta de productos de tabaco. En los últimos 173 años, el pequeño e independiente negocio se ha convertido en una gran empresa internacional, con instalaciones de producción centradas en Europa, pero con presencia en más de cuarenta mercados en todo el mundo. Lo que el grupo, miembro del Foro Económico Hispano-Luxemburgués, mantiene invariable es su carácter familiar y luxemburgués.

La apuesta decidida por la I+D+I es el tercer pilar en el ADN de esta compañía cuya capacidad de reacción, flexibilidad e innovación le permiten diferenciarse de la competencia. Desde su fundación, Landewyck Group se ha esforzado por proporcionar a cada consumidor una marca distinta, orientada a sus preferencias específicas en sabor y filosofía. Lo ha hecho siempre desde la selección de los tabacos.

Begoña de Horna, directora regional para España y Portugal y con más de 20 años de experiencia en el sector, explica que, a día de hoy, la producción de Landewyck se reparte entre Luxemburgo, Alemania y Hungría. En las instalaciones luxemburguesas, en la comuna de Erpeldange, se concentra la totalidad de la producción de cigarrillos de la empresa. Aquí, “la planta cuenta con las tecnologías más avanzadas para garantizar nuestra competitividad en una Industria compleja y garantizar la implementación de la ‘Directiva de los productos del Tabaco’ en el capítulo de la trazabilidad de los productos”, asegura de Horna. Por su parte, en la fábrica de Alemania se producen los tabacos de liar y entubar y en Hungría los accesorios para fumadores (tubos, filtros, etc.).

Respecto al peso del mercado español para la compañía, la directora regional para Iberia, señala que “entre los más de 40 países a los que exportamos, España es junto a Alemania, Francia, Bélgica, Holanda y el mismo Luxemburgo, uno de nuestros principales mercados”. Así, la región de Iberia generó en 2019 el 19,2% del volumen de negocio de Landewyck, siendo el mercado español el cuarto en nivel de importancia.

Begoña de Horna cita una evolución muy positiva en el mercado español durante los últimos cinco años, con un crecimiento sostenido, algo que en un entorno con tendencias bajistas atribuye a “la imagen de las marcas y la calidad de las mismas, cada vez más apreciadas por los consumidores españoles”. “Nos hemos consolidado en el quinto puesto de la Industria alcanzando en 2019 una participación de mercado del 1.6%”, añade la directiva.

Impacto de la crisis del Covid-19 en la compañía y en el sector

Durante los primeros cinco meses del año, las ventas de labores de tabaco han acumulado un descenso del 9%. Una reducción que, según los últimos datos facilitados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, es consecuencia directa de la situación excepcional a raíz de la crisis del Covid-19.

Según apunta Begoña de Horna “este comportamiento se explica por los menores momentos de consumo durante el periodo de confinamiento, al limitarse completamente el ocio y las relaciones sociales con el cierre de la hostelería, así como por la ausencia de ventas ligadas al turismo”.

Respecto a la incidencia de la crisis en el día a día de la compañía y de sus empleados, su máxima responsable para España y Portugal destaca que “tanto en las fábricas como entre los empleados de oficinas y comerciales, Landewyck ha seguido y respetado todas las indicaciones sanitarias recomendadas por las distintas instituciones gubernamentales con el fin de cuidar y proteger a todo su personal” . Asimismo, “en todos aquellos casos en los que ha sido posible el teletrabajo, “la compañía ha apoyado esta medida facilitando la conciliación laboral y familiar de los trabajadores”, concluye de Horna.

Colocación de la primera piedra en la nueva fábrica de la compañía en Luxemburgo.