Las fortalezas económicas de Luxemburgo se reinventan para afrontar el futuro con garantías

Chambre de commerce Luxemburgo

Las razones para que Luxemburgo ocupe el primer lugar en el ranking de ‘Mejores Países para Invertir’ son muchas. Así lo explica Luxembourg Trade & Invest, organismo que depende del Ministerio de Economía y Finanzas. Por un lado, mantiene su estatus como puerta de entrada a los mercados europeos. 600.000 habitantes -de los que un 48% son extranjeros de más de 170 nacionalidades-, un uso extendido del inglés, el francés y el alemán, o su condición de primer país del mundo en empleo cualificado (en los últimos 15 años el empleo ha crecido en un 50 %), hacen de la economía luxemburguesa la más abierta del continente (Statec 2018).

Asimismo, desde el Gobierno se ha producido una apuesta y un apoyo decididos por ámbitos como el desarrollo de la economía inteligente en telecomunicaciones, energía y movilidad; una rápida expansión de la economía de datos o por facilitar el acceso a infraestructuras de I+D de primer nivel. El enfoque digital de la Administración se complementa con el soporte de las instituciones públicas a la investigación en ciberseguridad, fintech, big data, IoT o inteligencia artificial. Destaca especialmente el compromiso para testar, aplicar y desarrollar la movilidad inteligente; llevar a otro nivel la Industria 4.0, las tecnologías de la salud o potenciar la economía circular. Todo ello sin perder de vista sectores estratégicos y de largo recorrido como el logístico o el aeroespacial.

La convergencia de estas circunstancias, junto con la solidez de un ecosistema de emprendimiento de plenas garantías, la nutrida presencia de inversores y las facilidades de financiación, hacen de Luxemburgo un enclave estratégico para la inversión y el emprendimiento empresarial, ocupando el primer puesto del estudio ‘Mejores Países de 2019’, elaborado por U.S.News & World Report.