Luxemburgo, decidido a liderar la Economía de Datos

Datos

Según datos de la Comisión Europea, la Economía de Datos crecerá en Europa hasta alcanzar el 6,3% del PIB continental. Consciente de esta realidad, el Gobierno luxemburgués ha hecho una apuesta decidida por consolidar al país como referente en este ámbito, potenciar el desarrollo y la diversificación de la economía nacional y complementar así el sólido sector financiero. El objetivo: ser la Economía de Datos más solvente de la Unión Europea en 2023 y estar a la vanguardia mundial de la innovación impulsada por datos.

Entre las medidas o acciones que vertebran esta apuesta de Luxemburgo por liderar la Economía de Datos, destaca la puesta en marcha, por parte del Ministerio de Economía, de la ‘Estrategia de innovación basada en datos para el desarrollo de una economía solvente y sostenible’ concebida desde un enfoque transversal de la transformación digital que no solo incluye la adopción de tecnologías estratégicas, sino también el desarrollo de habilidades apropiadas, la construcción de infraestructuras y ecosistemas relevantes, y el diseño de políticas eficientes y medidas de apoyo.

La estrategia ha identificado los sectores prioritarios: TICs, industria 4.0, tecnologías sanitarias, logística, sector espacial, ecotecnologías -con un fuerte énfasis en la economía circular y la movilidad inteligente-, y tecnologías financieras;  propone acciones concretas destinadas a fortalecer su infraestructura digital, apoyar  la adopción de tecnologías digitales innovadoras, crear un entorno legal y financiero favorable, aumentar su productividad y garantizar su desarrollo sostenible en la Economía de Datos.

Otro paso importante es la puesta en marcha, a finales de 2019, del Centro de innovación digital de Luxemburgo (L-DIH) cuya misión es contribuir activamente a la transformación digital de la economía apoyando a las empresas. Alojado y administrado por Luxinnovation, la agencia nacional de innovación, el L-DIH facilitará el contacto entre empresas que necesiten acceso a herramientas de digitalización, tecnologías, servicios y proveedores que puedan satisfacer sus necesidades. 

Asimismo, destaca la implementación de una computadora de alto rendimiento (HPC) en Luxemburgo que estará operativa en 2020. Con una potencia de cálculo de 10 petaFLOPS por segundo, ha sido diseñada para satisfacer las necesidades de las empresas, especialmente de las PYMEs y las start-ups. Un equipo altamente cualificado asesorará y apoyará a los usuarios menos experimentados con sus proyectos.

Muchos de los proyectos descritos en la Estrategia deben considerarse en el contexto europeo y tienen, como tales, aspectos transfronterizos y supranacionales. Un enfoque transnacional para el que el Ministerio de Economía considera prioritario establecer un mercado único digital europeo que permita atraer inversiones y acelerar el crecimiento de los negocios digitales.