Luxinnovation promueve la colaboración de los países de la Gran Región en ciencia de Materiales

Uno de los ámbitos o áreas de especialización que concentra en la actualidad un mayor esfuerzo innovador es el desarrollo de nuevos materiales: focalizado tanto en la mejora de sus prestaciones así como el la reducción de la energía empleada en su proceso de fabricación; que debe transitar hacia una sostenibilidad y respeto medioambiental el línea con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, fijados por Naciones Unidas.

Dentro de este campo, desde Luxinnovation se gestiona el Clúster de Materiales y Fabricación de Luxemburgo, una entidad de referencia en el entorno de la Gran Región, que promueve la innovación, el desarrollo empresarial y la cooperación intersectorial.

Su objetivo es crear nuevas oportunidades comerciales sostenibles y aumentar la productividad y la competitividad. El clúster agrupa a organizaciones públicas y privadas, desde startups hasta grupos multinacionales; y tiene su foco en materiales compuestos, reciclaje de plástico e Industria 4.0, con especial énfasis en fabricación aditiva, automatización y robótica.

En el contexto de la colaboración internacional y de las oportunidades de financiación derivadas de los fondos europeos de recuperación, desde el Foro Económico Hispano-Luxemburgués, hemos hablado con Caroline Muller, directora del Cluster.

Caroline Muller, directora del Clúster de Materiales y Fabricación de Luxemburgo.

La Agenda 2030 exige la máxima sostenibilidad en el uso de materiales. ¿A qué retos se enfrenta la industria europea de nuevos materiales para alcanzar este objetivo?

Los nuevos materiales tendrán que cumplir estrictas normas medioambientales. Por ejemplo, en el sector del plástico, los transformadores tendrán que utilizar al menos un 30 por ciento de plástico reciclado en toda su producción. En el sector de la construcción ya existen límites de emisión de CO2 y probablemente serán más estrictos. Los materiales tendrán que ser circulares, reciclables y reutilizables.

El objetivo será integrar un porcentaje significativo de materiales reciclados en la producción de nuevos materiales, manteniendo las características mecánicas correctas. Pero también se trata de sustituir cuanto antes los materiales químicos (por ejemplo, el poliuretano) por materiales naturales (madera, cáñamo, miscanthus, lana de roca, etc.), sobre todo en el sector de la construcción.

¿Qué activos tiene Luxemburgo para ser un actor importante en el sector de los nuevos materiales?

Luxemburgo cuenta con muchas competencias diversificadas y complementarias, especialmente en el sector de los materiales. Dentro del país se utilizan o transforman todos los materiales: plástico, metal, cerámica, mineral o materiales compuestos. Unos materiales cuyas funcionalidades están evolucionando para ser inteligentes y reciclables.

Algunos grandes actores ya están trabajando en proyectos concretos, como ArcelorMittal, que estudia nuevas calidades de acero que consuman menos energía. Pero hay otros ejemplos para las aleaciones de aluminio (Hydro) o el desarrollo de bioplásticos, por ejemplo.

¿Cuáles son los principales proyectos de investigación que se están llevando a cabo en el ámbito de los nuevos materiales y el espacio exterior?

Como los materiales tendrán que ser reciclables y cumplir las normas medioambientales, las empresas están estudiando materiales más ecológicos, que consuman menos energía y sean reutilizables y reciclables.

También tendrán que ser multifuncionales y, por ejemplo, podrían integrarse nanomateriales durante el proceso de transformación, o se utilizarán tecnologías de plasma para funcionalizar los materiales. El objetivo es reducir la superposición de materiales, que no pueden ser desmontados, garantizando al mismo tiempo propiedades superiores en términos de funcionalidad o energía.

Luxinnovation está desarrollando además un proyecto de plataforma virtual y física para la reutilización de productos y materiales de deconstrucción.

¿Qué casos de éxito podría destacar en los que el uso de nuevos materiales haya sido relevante gracias a la contribución de Luxemburgo?

Podemos citar el ejemplo de Guala Closures Group, que es uno de los líderes mundiales en el campo de los tapones para botellas. Desde Luxemburgo, y gracias a unos mecanismos de subvención estatal, han desarrollado tecnologías inéditas de magneto-formación para el diseño de cápsulas y la implantación, en las propias cápsulas, de un chip electrónico en el que aparece cierta información sobre el producto contenido en la botella.

O Molecular Plasma Group (MPG), especializado en soluciones de gas plasma atmosférico frío para el tratamiento de superficies, ha desarrollado y perfeccionado la aplicación de un revestimiento virucida que elimina el 99,9 por ciento de los virus en los tejidos en pocos minutos, para aplicarlo directamente en las mascarillas quirúrgicas

Asimismo, desde el Cluster estamos trabajando en el desarrollo de una plataforma digital de comercio de madera, llamada e-Holzhaff, que pretende establecer un vínculo directo entre la oferta y la demanda de madera, ya sea en bruto o ya integrada en la cadena de valor.

También me gustaría destacar el Product Circularity Data Sheet (PCDS), una iniciativa lanzada en 2019 por el Ministerio de Economía de Luxemburgo y llevada a cabo con una serie de socios internacionales, que aspira al desarrollo de un modelo industrial estándar en materia de información sobre la circularidad de los productos con el objetivo de proporcionar datos fiables sobre las propiedades de los mismos.