Pablo López-Álvarez, presidente de la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo: “A corto plazo, nuestra tarea más importante es contribuir a la recuperación y a la creación de una sociedad más resiliente”

Pablo López-Alvarez
Pablo López-Alvarez, presidente de la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo.

El pasado mes de julio, la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo elegía nuevo presidente por unanimidad. Pablo López-Álvarez, directivo del grupo de consultoría FTI Consulting y hasta entonces vicepresidente, sucedía a Juan Rodriguez-Villa (Aspro Parks Group), quien ha ocupado la presidencia los últimos 11 años. “Mi prioridad es continuar potenciando el doble papel de la Cámara, como facilitador de la inversión y el tráfico mercantil a nivel bilateral y como plataforma de interlocución entre las empresas españolas y las instituciones europeas”, señalaba entonces Pablo López-Álvarez.

En conversación con el FEHL, el nuevo presidente de la Cámara apunta que, en este momento, el objetivo de la institución es, principalmente, responder a las necesidades de los socios y aportarles el mayor valor añadido dentro de sus posibilidades. “Esa es la piedra angular de nuestra actividad y lo que guía nuestras acciones”. Para López-Álvarez, en un tiempo marcado por la salida de la crisis provocada por la pandemia, lo más importante a corto plazo es contribuir a la recuperación y a la creación de una sociedad más resiliente. “En adelante, no podemos obviar otras cuestiones, como los objetivos relacionados con la descarbonización de la economía, un punto primordial”.

El Green Deal o los fondos de recuperación europeos suponen un hito para las empresas españolas y europeas. La Cámara está en disposición de facilitar una mayor eficiencia tanto en la comprensión como en el acceso a estas nuevas oportunidades. Como principal plataforma empresarial de interlocución de las empresas españolas tanto con Bruselas como con Luxemburgo, Pablo López-Álvarez considera que deben promover la comunicación en ambas direcciones. “Por un lado, sensibilizando a las empresas sobre las oportunidades y los desafíos que ambos hitos suponen. Por otro, transmitiendo a las instituciones europeas la realidad y las necesidades de las empresas españolas”.

Todo ello en un marco cambiante, también en lo geopolítico, donde las empresas e instituciones europeas tienen que definir fortalezas frente a la competitividad extrema de Estados Unidos o China. “Estados Unidos es un aliado estratégico y lo continuará siendo a pesar de los altibajos que ha vivido la relación transatlántica en los últimos tiempos. Eso sí, debemos ser conscientes de que el mantra de ‘America First’ continuará bajo la administración Biden”.

López-Álvarez señala que en el plano comercial existen ejemplos de empresas españolas que han triunfado en el mercado americano. Casos de éxito que pueden servir como role models e inspiración para otras compañías. “Lo que necesitamos es obtener un marco bilateral que favorezca el acceso al mercado americano y no ponga a las empresas europeas en situación de desventaja. La reciente creación del Consejo de Comercio y Tecnología como plataforma bilateral entre la UE y Estados Unidos es un paso en la buena dirección”.

En cuanto a China, el presidente de la Cámara opina que la situación es mucho más compleja. “Ni las empresas ni las instituciones europeas podemos obviar un mercado con más de 1400 millones de consumidores, pero no debemos ser ingenuos, ni en el plano político, ni en el comercial y aún menos en el tecnológico, con las implicaciones que este último tiene en el ámbito de la seguridad y de la defensa”.

Pese a la complejidad del escenario, López-Álvarez se muestra ilusionado y optimista al frente de su nueva responsabilidad. “Llevo casi 25 años viviendo fuera de España y he sido testigo de una evolución muy positiva en lo que respecta a la internacionalización de las empresas españolas, muchas de las cuales han triunfado e incluso se han convertido en líderes en mercados muy competitivos. No obstante, no podemos esconder que hay margen de mejora. Tenemos algunas debilidades estructurales, como nuestro retraso en el ámbito de la innovación digital y tecnológica si nos comparamos con otras economías europeas punteras; pero si aprovechamos bien los fondos de recuperación, que conllevarán una gran inversión en transformación digital, podemos ponernos a la altura de nuestros competidores europeos. Estamos ante una gran oportunidad que no debemos desaprovechar”.

Tercera edición de la ‘Guía del emprendedor en Luxemburgo’

En el marco del programa EmprendeBelux, la Cámara de Comercio de España en Bélgica y Luxemburgo publicó el pasado mes de septiembre una versión actualizada de la ‘Guía del Emprendedor en Luxemburgo’. Se trata de una publicación de referencia en español para todo aquel interesado en iniciar un negocio en el Gran Ducado.

En esta versión actualizada -disponible mediante la cumplimentación de un formulario-  se incluye una sección de testimonios e información detallada sobre las preguntas más habituales planteadas por los futuros emprendedores y se amplía el contenido de cada una de las distintas etapas necesarias para abrir una empresa (autorización de establecimiento, trámites administrativos, etc).

La guía también contiene una sección dedicada a la fiscalidad de las empresas, incluyendo un resumen de los principales impuestos aplicables en Luxemburgo. Y, por último, dispone de un directorio de organismos locales de apoyo al emprendimiento.

La publicación ha contado con el apoyo de la Chambre de Commerce de Luxembourg y de la House of Entrepreneurship.