La Cámara de Comercio de Bélgica y Luxemburgo en España concede el Premio Marqués de Villalobar al Museo del Prado

Premio Marqués de Villalobar
De izquierda a derecha: Yves Verhamme, Presidente de la Cámara de Comercio de Bélgica y Luxemburgo en España y del Foro Empresarial Hispano-Neerlandés; Miguel Falomir, director del Museo el Prado; y José Saavedra Ligne, Marqués de Villalobar .

El pasado 19 de noviembre el Museo del Prado cumplía dos siglos de vida y pocos días antes del bicentenario, la Cámara de Comercio de Bélgica y Luxemburgo en España (CCBLE) y el Foro Empresarial Hispano-Neerlandés (FEHN), entregaban el XXV Premio Marqués de Villalobar a la pinacoteca madrileña. Un reconocimiento que fue recogido por su director, Miguel Falomir.

El acto, celebrado en el propio Museo, estuvo presidido por Yves Verhamme, Presidente de CCBLE y FEHN, y contó con la presencia del embajador del Reino de Bélgica, Marc Calcoen; la embajadora del Gran Ducado de Luxemburgo, Michèle Pranchère-Tomassini; la embajadora del Reino de España en Bélgica, Beatriz Larrotcha Palma; la predecesora de ésta última en el cargo, Cecilia Yuste Rojas; y José Saavedra Ligne, actual Marqués de Villalobar.

Creado en 1987 en honor de Don Carlos Saavedra y Ozores, Marqués de Villalobar,   este galardón reconoce la excelencia profesional de aquellas personalidades o instituciones que contribuyan de manera notable al entendimiento entre las naciones que ambos organismos representan, promoviendo y profundizando las relaciones económicas, políticas, científicas y culturales desde la idea de una Europa unida.

Según apuntó Yves Verhame “las razones para premiar al Prado serían infinitas”. Aún así, puso el énfasis en que “alberga la mejor colección de pintura flamenca del mundo”, “ha fomentado los lazos culturales que a lo largo de los siglos ha unido a España y Flandes” y “ la presencia de sus obras en exposiciones más allá de nuestras fronteras ejerce como embajadora de lo mejor de nuestros países”.

Por su parte, José Saavedra Ligne recurrió en su discurso a la metáfora del cisne que con elegancia se desliza sobre el agua, no dejándonos percibir la intensa actividad e sus plumas debajo de la superficie para destacar la labor de “quienes trabajan en el Museo del Prado y consiguen transformar en duro trabajo que desarrollan entre bastidores en una fiesta de elegancia y excelencia para su público”.

Premio Marqués de Villalobar
El director del Museo de Prado y el actual Marqués de Villalobar posan junto a representantes de las instituciones promotoras del galardón.