Stand Speak Rise Up! La lucha de la Gran Duquesa de Luxemburgo por acabar con la violencia sexual como arma de guerra

“El silencio y la normalización de la violencia sexual deben ser reemplazados por las voces fuertes y unidas de sus supervivientes”

Stand Speak Rise Up
S.A.R. La Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo en un acto de la ONG.

En 2019, fruto del empeño y empuje personal de S.A.R. La Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo, se puso en marcha la ONG Stand Speak Rise Up!, con el objetivo de poner fin a la impunidad de los crímenes de violencia sexual en entornos frágiles y convertir esta lucha en una prioridad internacional.

Para ello, la actividad de la asociación la asociación se ha desarrollado en torno a varios temas principales: procurar herramientas para sanar la mente y el cuerpo; acabar con el estigma de las víctimas; garantizar que se hace justicia; reparar el daño; desarrollar finanzas y tecnología a disposición de las víctimas; y mejorar la inclusión de los niños nacidos de violaciones.

Stand Speak Rise Up! impulsa la puesta en marcha de proyectos sobre el terreno pero asume, además, un importante papel como movilizadora de organismos y organizaciones nacionales e internacionales y de la sociedad civil para que se unan a los supervivientes, empoderándoles, apoyando su causa y haciéndola visible

En su mensaje fundacional, S.A.R. la duquesa apelaba a este efecto movilizador: “El silencio, la negligencia y la normalización de la violencia sexual deben ser reemplazados por las voces fuertes y unidas de sus supervivientes”. Y añadía: “Puede que nunca acabemos con la guerra; pero mantengamos nuestra ambición de, algún día, poner fin a la violación como arma”.

La violación ha sido parte del botín de guerra a lo largo de la historia, un arma de vencedores y conquistadores. Sin embargo, en la década de 1990, los conflictos en Bosnia, Ruanda y la región de los Grandes Lagos marcaron un importante punto de inflexión en el uso de la violencia sexual como arma para debilitar y someter a las poblaciones vulnerables o para promover una agenda política. Esta política fue meticulosamente organizada e implementada a sangre fría en una escala sin precedentes y con una crueldad sistemática.

La irrupción la innovación tecnológica y la globalización de la información en este escenario – descrito por François Heisbourg, asesor especial del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos-; las acciones de los perpetradores de violencia sexual y otros actos de brutalidad ya no pueden ser silenciadas y son inevitables la movilización de la sociedad civil y la acción diplomática.

La actividad de Stand Speak Rise Up en sus poco más de dos años de existencia está siendo especialmente intensa y efectiva, razón que le ha valido el reconocimiento reciente de Naciones Unidas que premió el pasado mes de septiembre el trabajo de S.A.R al frente de la organización.